Según el artículo 40 del Decreto 114/2011 de 11 de mayo que regula la convivencia en las aulas se consideran tres tipos de conductas contrarias a la convivencia: leves, graves y muy graves.

Debido a lo extenso de esta temática, hoy comentaremos las de carácter leve y grave:

 

Faltas de carácter leve:

 

1. Constituyen conductas contrarias a la convivencia de carácter leve cualesquiera infracciones de las normas de convivencia que carezcan de la entidad o trascendencia requerida para ser consideradas como conductas contrarias a la convivencia de carácter grave o conductas que perjudican gravemente la convivencia en el centro docente.

 

En todo caso son conductas contrarias a la convivencia de carácter leve:

a) La falta injustificada de puntualidad o de asistencia a las actividades programadas.

b) Las actitudes, gestos o palabras desconsideradas contra los miembros de la comunidad educativa.

c) Una conducta disruptiva aislada, siempre que no sea reiterativa.

 

2. Cada centro educativo, en el ejercicio de su autonomía, establecerá en el Plan de convivencia las conductas contrarias a la convivencia de carácter leve.

Recordad que podemos acceder a estas normas a través del Centro, su web, su blog o su cuartilla impresa de inicio de curso.

 

Faltas de carácter grave:

1. Constituyen conductas contrarias a la convivencia de carácter grave las que por su alcance o trascendencia puedan calificarse como tales y que se manifiestan con los comportamientos siguientes:

a) La desobediencia a los miembros del equipo directivo o a los profesores o profesoras, así como al resto del personal del centro en el ejercicio de sus funciones, cuando vayan acompañados de actitudes, o expresiones insultantes, despectivas, desafiantes o amenazadoras.

b) Los insultos o amenazas contra el alumnado o contra otros miembros de la comunidad educativa cuando no estén señaladas como conducta que perjudica gravemente la convivencia en el centro docente, así como los gestos o actitudes contra los demás miembros de la comunidad educativa que puedan interpretarse inequívocamente como intentos o amenazas de agresión.

c) La reiterada y continuada falta de respeto al ejercicio del derecho al estudio de sus compañeros o compañeras.

d) La alteración del orden en cualquier lugar del centro, en el transporte escolar o en la realización de actividades fuera del centro, cuando no constituyan conducta gravemente perjudicial para la convivencia.

e) La discriminación por razón de nacimiento, edad, raza, sexo, estado civil, orientación sexual, aptitud física o psíquica, estado de salud, cultura, religión, creencia, ideología o cualquier otra condición o circunstancia personal, económica o social, cuando no deba considerarse conducta que perjudique gravemente la convivencia.

f) La grabación, publicidad o difusión no autorizada de imágenes de los miembros de la comunidad educativa, cuando ello resulte contrario al derecho a su intimidad.

 

2. Cada centro educativo, en el ejercicio de su autonomía, desarrollará las conductas contrarias a la convivencia de carácter grave tipificadas en este artículo.

 

Espero que os haya sido útil este post. Mañana continuaremos con las “Faltas de carácter muy grave”.

 

Recuerda La Convivencia en el Aula 3 Faltas Leves http://elobservatorioeducativo.wordpress.com  @elobeducativo  Yeray HS

Recuerda La Convivencia en el Aula 3 Faltas Graves http://elobservatorioeducativo.wordpress.com/   @elobeducativo  Yeray HS

 

Os puede interesar también:

 

Si mi hijo rompe intencionadamente material de su colegio o instituto ¿debo pagar los daños causados?

¿Qué son las normas de convivencia de los centros educativos?

DECRETO 114/2011, de 11 de mayo, por el que se regula la convivencia en el ámbito educativo de la Comunidad Autónoma de Canarias.

About these ads